CUANDO EL MAR OCUPABA EL PARQUE REGIONAL. LUGAR DE INTERÉS GEOLÓGICO CRETÁCICO SUPERIOR DE VALDEMORILLO

CUANDO EL MAR OCUPABA EL PARQUE REGIONAL. LUGAR DE INTERÉS GEOLÓGICO CRETÁCICO SUPERIOR DE VALDEMORILLO

Los Lugares de Interés Geológico (LIG) se definen como zonas de interés científico, didáctico o turístico que, por su carácter único y/o representativo, son necesarias para el estudio e interpretación del origen y evolución de los grandes dominios geológicos españoles, incluyendo los procesos que los han modelado, los climas del pasado y su evolución paleobiológica. Son, por tanto, las formaciones y estructuras geológicas, formas del terreno, minerales, rocas, meteoritos, fósiles, suelos y otras manifestaciones geológicas, que permiten conocer, estudiar e interpretar el origen y evolución de la Tierra, los procesos que la han modelado, los climas y paisajes del pasado y presente y el origen y evolución de la vida.

El Inventario Español de Lugares de Interés Geológico (IELIG) constituye una infraestructura de conocimiento y gestión del patrimonio geológico español que permite identificar y proporcionar información precisa y actualizada sobre áreas o enclaves de interés pertenecientes a las unidades geológicas más representativas de España y a los contextos geológicos españoles de relevancia mundial, tanto para su conservación, como para su uso científico, didáctico y turístico sostenibles.

El LIG Cretácico Superior de Valdemorillo está incluido y descrito en el IELIG como TM012: http://info.igme.es/ielig/LIGInfo.aspx?codigo=TM012

LOCALIZACIÓN DE ESTE LIG

Este Lugar de Interés Geológico se encuentra en el término municipal de Valdemorillo, muy próximo al límite del Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama y su Entorno. La trinchera de la carretera M-600 (Navalcarnero-Guadarrama) en el kilómetro 26, deja visible este singular afloramiento. Como el espacio disponible para aparcar es escaso y el tráfico de la carretera es intenso, lo que puede resultar muy peligroso, recomendamos observar el afloramiento en las canteras abandonadas de Casas de Buenavista. Para acceder a ellas, tomaremos el desvío que sale de la carretera M-600 (dirección Valdemorillo) entorno al kilómetro 27, en dirección a la Urbanización El Mirador del Romero.  Una vez pasado el cruce de la carreta M-853, toma el camino que sale a mano derecha junto a una vivienda. Recorre por el camino aproximadamente 100 metros y aparca el vehículo.  También puedes llegar en transporte público; las líneas de autobús 641 y 642 tienen rutas que pasan cerca de Ctra. M853 – Urb. El Mirador Del Romero. Recomendamos no entrar en la explotación minera por motivos de seguridad y por tratarse de una finca de propiedad privada.

¿CÚAL ES EL INTERÉS GEOLÓGICO DE ESTE LUGAR?

Este afloramiento nos aporta información sobre la sorprendente historia geológica de la zona centro peninsular.

Hace 90 millones de años, ríos anchos y entrelazados depositaron arenas y gravas de cuarzo procedentes de la erosión de zonas más elevadas en el área occidental de la Península. En los márgenes de los canales había extensos mantos de arenas depositadas durante los desbordamientos y, un poco más alejados, zonas encharcadas donde se sedimentaban arcillas. Estos depósitos areno-arcillosos, sufrieron fuertes procesos de lavado, concentrándose minerales insolubles como los óxidos de hierro y arcillas del tipo caolín; por este motivo, intercalados entre las arenas se encuentran encostramientos de óxidos e hidróxidos de hierro, de colores pardo-rojizos.

Afloramiento de arenas silíceas con sus característicos tonos blanco-grisáceos e intercalaciones de colores amarillentos, rojizos y pardos.

Hace unos 87 millones de años el ascenso generalizado del nivel de los océanos en el Planeta, asociado a la fusión en los Polos, hizo posible que un mar somero fuera invadiendo progresivamente la actual Comunidad de Madrid. En este mar cálido proliferaron invertebrados marinos (esponjas, moluscos, celentéreos, gasterópodos, braquiópodos, equinodermos, etc.) y vertebrados (peces, tiburones, dinosaurios, etc.). Los restos de la fauna marina se depositaron entre las arenas, fangos calcáreos, algas calcáreas y fragmentos microscópicos de caparazones. Cuando posteriormente se consolidaron, dieron lugar a las rocas que podemos observar hoy en día en Valdemorillo: areniscas calcáreas y dolomíticas, calizas, dolomías y margas.

Areniscas calcáreas y dolomíticas, calizas, dolomías y margas en las canteras abandonadas de Casas de Buenavista.

Entre hace 65 y 23 millones de años, comienza a formarse lo que hoy conocemos como la Sierra de Guadarrama; los primeros abombamientos del terreno favorecieron la erosión de los sedimentos cretácicas (calizas, dolomías, areniscas, arenas y arcillas) que fueron depositadas por torrentes y ríos al pie de las zonas elevadas. La máxima actividad de elevación se produjo en la orogenia Alpina (desde hace 23 a hace 5 millones de años). La formación del sistema montañoso ocasionó que algunos materiales cretácicos de las estribaciones, basculasen con la elevación de la Sierra. Hoy en día, podemos observarlos ligeramente inclinados a ambos lados del sistema montañoso. En el corte de la carretera M-600, en el km 26, podemos ver los materiales cretácicos que se corresponden con los que aparecen en la vertiente segoviana de la Sierra de Guadarrama, en las localidades de Ituero y Lama, Valle Tabladillo y en el propio Segovia, donde han sido caracterizados y definidos.

Corte en la carretera M-600. Foto extraída de la ficha del IELIG TM012. Sección del Cretácico Superior en Valdemorillo.

La zona cuenta además con importantes restos de los aprovechamientos históricos de recursos minerales, como son:

Galerías subterráneas o cuevas con sección en bóveda de medio punto, que tradicionalmente se excavaron en los niveles de arenas silíceas para su extracción empleando medios artesanales. Los materiales se sacaban con mulas y burros, mediante capazos, esteras y serones. Con el uso generalizado de la maquinaria motorizada, la explotación subterránea se sustituyó por la minería a cielo abierto. La arenas silíceas se han empleado históricamente para la fabricación del vidrio y como áridos de construcción; las arcillas intercaladas entre los niveles arenosos, se han empleado como materiales cerámicos para la fabricación de ladrillos, cerámica doméstica y artesanal y los niveles más enriquecidos en caolinita se emplearon para la fabricación de loza, actividad con gran importancia en Valdemorillo.

Extracción de arenas silíceas mediante galerías subterráneas en las canteras abandonadas de Casas de Buenavista.

Caleras u hornos de cal tradicionales, se trataba de pozos cilíndricos cuyas paredes estaban recubiertas de arcilla para evitar la dispersión del calor. Tenían una repisa para colocar las piedras y una boca en su inferior para alimentar el fuego. En estos hornos de cal se cocían las rocas de caliza a unas temperaturas del orden de 1.000 ºC durante algunos días, obteniéndose finalmente la cal viva. Si a esta cal viva se le añadía agua, mediante el proceso que se denomina apagado de la cal, se obtenía entonces la cal apagada o cal muerta que se usaba en la construcción y en el encalado de las paredes. La fabricación de cal fue durante muchos años una importante fuente de ingresos para los habitantes de Valdemorillo. Arrieros profesionales se dedicaban de forma permanente a la carga de material. También era frecuente que algunas personas se dedicasen a esta actividad en el tiempo en el que no se realizaban labores agrícolas, consiguiendo algún dinero extra.

Detalle del interior de la calera próxima al corte de la carretera M-600.

APADRINA UNA ROCA

Se trata de un programa gratuito de voluntariado, que busca la conservación y seguimiento del patrimonio geológico español. A través de un sencillo sistema de registro, te proponen que “apadrines” un lugar de interés geológico que, por su valor científico, didáctico, divulgativo o turístico, merece la pena ser conservado. Si aceptas ser «padrino o madrina de una roca”, adquirirás un compromiso mínimo con el Lugar de Interés Geológico (LIG) que hayas elegido, que sin embargo ayudará enormemente a su conservación. Puedes obtener más información sobre este programa en http://www.igme.es/patrimonio/apadrinaunaroca.htm Si quieres apadrinar el LIG Cretácico Superior de Valdemorillo, pulsa aquí.

PARA SABER MÁS

  • Díaz-Martínez, E. & Rodríguez Aranda, J.P. (2007). Itinerarios geológicos en la Comunidad de Madrid. Colección Guías Geológicas. Instituto Geológico y Minero de España. Ministerio de Educación y Ciencia.
  • Díez Herrero, A. & Martín Duque, J.M. (2005). Las raíces de paisaje. Colección Hombre y Naturaleza. Junta de Castilla y León.
  • IGME. Ficha LIG TM012 Sección del Cretácico Superior en Valdemorillo. http://info.igme.es/ielig/LIGInfo.aspx?codigo=TM012

Si deseas descargar toda la información de esta entrada en formato pdf, pulsa aquí.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *