LA TOPONIMIA, HERRAMIENTA EDUCATIVA PARA LA INTERPRETACIÓN DEL TERRITORIO

LA TOPONIMIA, HERRAMIENTA EDUCATIVA PARA LA INTERPRETACIÓN DEL TERRITORIO

La toponimia ofrece un valioso conjunto de indicios para el estudio del paisaje. Analizar detenidamente un mapa topográfico nos puede ayudar a imaginar cómo es el paisaje de una determinada zona. Los topónimos son consecuencia de que ha existido inicialmente algún hecho sobresaliente, diferenciador y llamativo, presente en el medio físico o en las circunstancias de posesión o explotación del terreno, que impresionó o llamó la atención a los habitantes del lugar.

En la actividad “Las formas del paisaje” destinada al alumnado de 5º y 6º de Educación Primaria analizamos la diversidad de paisajes del Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama y su Entorno, mediante el análisis de la toponimia presente en los mapas topográficos. Para que los participantes pueden imaginar la correlación entre toponimia y paisaje de una zona que nunca han visitado, les mostramos fotos de esos enclaves.

En la zona norte del Parque Regional enclavada en el piedemonte o rampa de la Sierra de Guadarrama, encontramos numerosa toponimia geomorfológica:

  • Las navas (La Navata, Navalquejigo, Navahondilla, Navalapielga, Los Navazuelos, Navalahija) corresponden a formas del terreno ligeramente hundidas, con mayor extensión que profundidad que suelen anegarse de agua formando lagunas o charcas en los meses más húmedos.  
  • Los cerros, cabezas y peñas (Cerro del Mueble, Cerro de la Mesilla, Cerro del Cabrero, Cerro Silla, Cerro de las Colmenas, Cerro Barcero, Cerro del Oro, El Cerro, Cerro del Paredón, Cerro Centeno, Cerro de la Osera, Los Cerrillos, Cerro Gurugú, Cerro de la Mesilla, Cerro del Búho, Cabeza Aguda, Ermita del Cerrillo) corresponden a relieves que destacan sobre la llanura del piedemonte de forma notoria, pero no de forma demasiado prominente o llamativa.
  • Berrocales, pedrizas, canchos y cantos (Los Berrocales, Casa de las Canchas, Los Canchos, Cachos del Coto, Canto del Pico) corresponden a agrupaciones de bolos y bloques en las culminaciones de los domos graníticos.

Mapa topográfico de la zona de Las Rozas donde podemos ver toponimia relacionada con navas, cerros y canchos

Por su parte, en la zona sur del Parque Regional enclavada en las campiñas encontramos también toponimia geomorfológica:

  • Barrancas o barrancos (Barranco de Perales, Barranco de Bramudo, Barranco de las Tajadizas, La Barranca, Barranco de la Moraleja Grande, Barranco del Carrizo, Barranco del Médico, Barranco de Doña Luna, Barranco del Cómico, Barranco del Pastor) corresponden a pequeños valles de perfil en artesa por las que discurren arroyos y torrentes sobre rocas deleznables como arcillas o arenas arcillosas.
  • Cerros (Cerro Alto, Cerro de la Palomera, Cerro de Juan Benito, Cerro de las Setas, Cerro del Caballo, Cerro de las Cabezas, Cerro del Tambor, Cerro del Buitre) corresponden a elevaciones cuya altura sobresale notablemente respecto al entorno alomado y de formas suaves de la campiña.
Mapa topográfico de la zona de Arroyomolinos donde podemos ver toponimia relacionada con los barrancos

Para saber más puedes consultar:

  • Área de Información y Documentación Ambiental. La geomorfología de la Comunidad de Madrid.
  • Díez Herrero, A. & Martín Duque, J.F. 2005. Las raíces del paisaje. Condicionantes geológicos del territorio de Segovia. Colección Hombre y Naturaleza. Junta de Castilla y León.
  • Riesco Chueca, P. 2010. Nombres en el paisaje: la toponimia, fuente de conocimiento y aprecio del territorio. Cuadernos Geográficos, 46 (2010-1), 7-34

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *